Ajá Peñalosa, pero, ¿y Char qué?

REMAACPP 09 de Febrero 2017 Tecnologia Rema
img

Como colombianos somos muy emotivos y apasionados a la hora de tocar ciertos temas y en la mayoría de los casos nos dejamos llevar por el impulso y por los sentimientos más que por la razón y la lógica de los argumentos, en especial cuando quienes nos suministran la información son los nada confiables medios de comunicación masivos y tradicionales que a diario nos invaden con propaganda y noticias desenfocadas. En tal sentido, por ejemplo, cuando abordamos un hecho político creemos que hablamos con propiedad de la situación de Venezuela y criticamos enérgicamente al gobierno de Nicolás Maduro, pero, a la hora de plantear el debate en torno al desempeño del gobernante local, bien sea de una ciudad capital o municipio, ahí nos quedamos sin palabras puesto que ni en Caracol ni en RCN hablan al respecto. ¿No les ha pasado?

Sin embargo, y como contrapeso, han surgido diferentes espacios para mostrar la otra cara de la moneda, aunque por ahora su espectro se limita al internet y a quienes les gusta invertir el tiempo leyendo además de indagar por las redes sociales, como es el caso personal y de quienes estén leyendo esta columna. Dicha población objetivo ha puesto en su mira la gestión mediocre y arrogante que ha llevado a cabo hasta el momento el señor Enrique Peñalosa, fiel acatador de las estrategias que el modelo neoliberal ha recetado para el poder público, cosa que ha demostrado no solo en su cargo de alcalde mayor de Bogotá, recordemos también su espantoso paso por el Instituto Colombiano de Ahorro y Vivienda y su gran gesta: el sistema UPAC.

Pero la idea de esta reflexión no es quedarnos estancados en Peñalosa sino a que hagamos el ejercicio de averiguar qué hacen el resto de funcionarios públicos que fueron elegidos en nuestro obsoleto sistema electoral. Puntualmente hay otro personaje similar al “genio” del transporte público capitalino, que igual a él hace parte del partido Cambio Radical del vicepresidente – candidato a la presidencia Vargas Lleras, quien tiene un acumulado político producto de los negocios turbios y no tan turbios que ha sacado adelante a su “honorosa” familia, que aparece ante los medios como unos de los mejores alcaldes del país y es supuestamente idolatrado por una ciudadanía que dice reconocerle el habernos salvado de la hecatombe que anteriores administraciones habían generado en la ciudad. Sí, es lógico que hablo del alcalde de Barranquilla, el señor Alejandro Char, el Alex.

¿Cómo creen que ha sido el desempeño del actual alcalde de los curramberos? Definitivamente ha sido una administración que no dista de la primera (2008 – 2011) la cual se concentró en el cemento y más cemento. Al parecer esto pone contentos a los barranquilleros, en vista que por una calle repavimentada o por la remodelación de un parque, cosas que son naturales que haga un alcalde, callan por los impuestos que se pretendieron, pretenden o vienen aplicando como la Valorización II, el impuesto a la telefonía, la estampilla pro hospitales, etc.; igualmente no se escuchan quejas ante los altos índices de criminalidad que ponen en entre dicho el lema de la administración charista, “Capital de Vida”; de su actitud típica de un hijo de papi y mami, en el sentido que no admite críticas, nadie le puede objetar y quien lo haga está en contra del progreso de la ciudad; de la descarada protección con la que cuenta en los organismos de control, pues si las evidentes pruebas de participación política auspiciando la primera campaña presidencial de Vargas Lleras (vea aquí el video de participación política de Alex Char: https://www.youtube.com/watch?v=6E4lz-e1OE4), así como el desastre de su constructora en el barrio Campo Alegre, no lograron sancionarlo, entonces la verdad no sé qué lo logrará, de pronto, quizás, sea cuando la opinión pública local le preste más atención a los temas cruciales de la ciudad además de qué es lo que buscaba un ciudadano peruano con una tal Fanny.

Los bogotanos buscan la destitución de Peñalosa y para eso tienen argumentos. Creo que ha llegado nuestro turno de hacerle control político a Alex Char, una veeduría realmente ciudadana y no esas que hacen ciertas ONG´s y entidades de dudosa objetividad y reputación, y obviamente tampoco de un Consejo Distrital que ni siquiera esperó a la posesión del alcalde y ya le estaban aprobando facultades especiales. Necesitamos que los inconformes nos mostremos más allá de las redes y que analicemos el actual estado de la ciudad, superando las prevenciones generadas por los colores o aspiraciones políticas, porque esa es otra cosa que nos ha fregado: la división entre aquellos que creemos poder construir una Barranquilla distinta. Cierro parafraseando la primera parte de una canción de Nelson Herniquez, no sin antes advertir que quedo atento a ver quién o quiénes hacemos el llamado, Uno para todos es la consigna general, no más injusticias en esta tierra sin igual / luchemos por Barranquilla, Puerta de Oro de Colombia, somos unos para todos, salvemos a Barranquilla…

Por: Johan Mendoza Padilla. https://laplenacaribe.wordpress.com

Publicaciones mas visitadas

Ultimas Noticias