16 de julio: Día de Acción contra los Desalojos.

REMAACPP 27 de Julio 2016 Tecnologia rema
img
Una casa es mucho más que unos muros. Es el escenario en el cual se teje el hogar, en el cual se construye familia, en el cual se edifican sueños. Una casa también puede ser escenario para el encuentro y la organización barrial. Ya ha pasado un año tras el violento desalojo realizado en contra de la Casa Cultural 18 de Diciembre, de “la 18”, un episodio que se hizo muestra clara del brutal aparato represivo con que cuentan las autoridades para el despojo de viviendas y la criminalización de las organizaciones sociales que trabajan en los barrios. Aquel desalojo no solamente arrebató el hogar a una familia sino además, arrebató al barrio un espacio que se estaba transformando en alternativa para dar color, alegría y esperanza a niños, jóvenes y vecinos.

En su publicación “Desalojos en América Latina: Los casos de Argentina, Brasil, Colombia y Perú”, señala el COHRE (Centro por el Derecho a la Vivienda y contra los Desalojos) que “[t]anto en el ámbito urbano como rural, en los territorios de comunidades étnicas, en zonas de conflictos armados, en las ciudades prósperas como en las áreas ambientalmente más degradadas, se repiten permanentemente desalojos forzados. En general sin consultar a las personas afectadas, quienes generalmente no poseen medios adecuados para su defensa judicial. En muchas ocasiones los desalojos son precedidos por hostigamiento y amenazas y luego son acompañados por violencia, represión y han causado varias muertes”. Precisamente, el 16 de julio de 2015 desde muy tempranas horas de la mañana llegaron al barrio cerca de 200 agentes de la Policía, incluyendo Fuerza Disponible y ESMAD, para desalojar “la 18”. Con la dignidad heredada tras siglos de lucha del pueblo colombiano, 11 personas realizamos oposición al desalojo. Fuera de la casa, los vecinos también expresaban su indignación, con gritos, al presenciar semejante brutalidad policial para desalojar una familia.

P200 agentes de la Policía y su ESMAD, dos tanquetas, camiones de bomberos, autoridades judiciales, instituciones públicas. Todo para adelantar un desalojo. Para tener claro qué es un desalojo forzado, vale la pena tener presente que el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (CDESC) de la Organización de Naciones Unidas (ONU) lo define como “el hecho de hacer salir a personas, familias y/o comunidades de los hogares y/o las tierras que ocupan, en forma permanente o provisional, sin ofrecerles medios apropiados de protección legal o de otra índole ni permitirles su acceso a ellos”. Un drama que agobia y ha agobiado a millones de colombianos en campos y ciudades. Megaproyectos e hipotecas generan constantes desalojos. Y sobre los desalojos en Colombia, el COHRE señala: “Aunque la Fuerza Pública tiene el deber de respetar y garantizar el ejercicio de los derechos humanos, es de suma preocupación la evidente inobservancia de estas premisas por la extralimitación de la fuerza y por el uso de métodos e instrumentos empleados para atemorizar y maltratar [...] La violencia y la brutalidad con que practican [el ESMAD] las órdenes administrativas o judiciales de desalojos demuestran el uso excesivo de la fuerza con que actúan”.

Una vivienda digna, el cese de los desalojos y el desmonte del ESMAD, son justos reclamos del pueblo colombiano, que hoy cobran aún más relevancia ante el clamor de paz al que siguen sumándose millones de manos y voces. Por esta razón se lanza la propuesta de hacer del 16 de julio un Día de Acción en contra de los Desalojos (https://www.youtube.com/watch?v=B6xveFcNh3A). Un día para articular esfuerzos y defender nuestro derecho a una vivienda digna con la organización necesaria para tan compleja e histórica tarea. Con el fin de expresar nuestra gratitud con la Alianza Internacional de Habitantes (AIH) por su mensaje de solidaridad a propósito del primer año tras el desalojo de “la 18”, compartimos este fragmento de su mensaje:

“Cabe destacar que la resistencia para evitar desalojos en América Latina y en el resto del mundo es una tarea histórica porque implica la defensa del territorio, que comienza en nuestros hogares, pues la vivienda construida por sus habitantes significa el corazón donde soñamos, cocinamos, amamos, pensamos, oramos, descansamos, conspiramos, trabajamos, bailamos, hacemos poesía, pues el entorno territorial es nuestro hogar, nuestro sol, nuestra luna, nuestra lluvia, nuestras nubes, nuestro mar, nuestros ríos [...] También es cierto que la resistencia para evitar desalojos es compleja, difícil, dura, pues enfrentan ustedes al Cartel de los Notarios, jueces, policías, banqueros, especuladores, abogados, gobernantes locales y nacionales, todos personajes ruines que no les importa la vida. Ustedes defienden la vida misma y por esta consideración se mantienen organizados, informados y movilizados, pues constituye la única vía comunitaria para evitar los desalojos”.

@18dcerodesalojo

Antonio Torres Moreno. Campaña 18 de Diciembre.

Publicaciones mas visitadas

Ultimas Noticias